Arístides Moll Boscana

Poesía modernista puertorriqueña


      El movimiento literario modernista se desarrolla a mediados de los años 1880-1920. Este movimiento se caracterizó en el ámbito de la poesía, donde comenzó a problematizarse. Se caracteriza por su búsqueda de la belleza a través del arte y evoca un rechazo a la realidad cotidiana, exigiendo al escritor a transportarse en el tiempo y buscar mejorar aquello que ya sucedió. El sensualismo latente, la mitología y los lugares exóticos son el eje de los rasgos modernistas en la literatura. El escritor está tan conectado con lo sensorial, que es casi imprescindible en sus versos.  

         El inicio del modernismo en Hispanoamérica podemos apreciarlo a través de la poesía del pensador, escritor, filosófico y poeta cubano, José Julián Marti Pérez (1853-1895). Dando paso a la literatura modernista puertorriqueña quien resurge con el escritor José de Jesús Domínguez con su poema Huríes Blancas. La poesía modernista puertorriqueña se caracteriza por tener fuertes influencias del romanticismo, donde se enmarca el desprecio de lo corriente, de lo popular, desprecio del mundo. A través del simbolismo se destaca el señalamiento a lo extranjero. Los escritores modernistas puertorriqueños desarrollan una técnica descriptiva, aludiendo a la belleza plástica, rindiendo culto a la belleza mediante el reflejo del arte, utilizan un vocabulario culto diferenciándolos de los diversos movimientos literarios. Puerto Rico cuenta con una selección de poetas que se han caracterizado por su movimiento modernista.

         En Adjuntas, Puerto Rico 1885, nace quién se convertiría más adelante en un poeta modernista. Arístides Moll Boscana muere en el año 1964 y aunque no es mucho lo que se conoce de este escritor puertorriqueño, se puede precisar que vivió en Europa, Puerto Rico y en Estados Unidos de América territorio donde se presume que murió. Gracias a su poemario Mi misa Rosa, se dice que su poesía es como una “energía en reposo”.  Sus poemas modernistas se caracterizan por su gusto por una literatura de base cultural, un vocabulario refinado, complacencia sensual, gusto por la belleza plástica y por imágenes decorativas. Marcando un afán por las cosas ricas y exquisitas.

         Según el escritor Elidio La Torre, el poema El Éxodo de Moll Boscana trata sobre el “abandono de la patria a causa de las pobres condiciones económicas”. Las características de la poesía modernista puertorriqueña reflejadas en este poema son el gusto por una literatura de base cultural. Es en este poema donde se enmarca una estampa del reflejo de emigración de Puerto Rico hacía los Estados Unidos de América. /Y por la senda baja, /con paso perezoso, /legión de campesinos./ Hacia los llanos va./ Son indolentes, pálidos, diríanse cadáveres/ que echados de sus tumbas, van otras a buscar./ Este verso nos relata la tristeza amarga del jibaro puertorriqueño quien cansado decide dejar su terruño, donde ha dejado de ser feliz, opacado por la hambruna y solo movido por una corriente de deseo de superarse decide buscar un mejor futuro el cual muy acertado está, no será productivo para él, resaltando el último verso / que echados de sus tumbas, van otras a buscar./ El pesimismo de sus últimos versos relatan las condiciones en la que muchos puertorriqueños se encontraban para el año 1901, luego de la Invasión Norteamericana ocurrida en Puerto Rico en el 1898. Se puede interpretar a través del poema “El Éxodo” (quien lleva el mismo nombre del segundo libro de la biblia) que Moll Boscana habla sobre su partida a los Estados Unidos de América a buscar un mejor futuro.

         Continuando por la línea de base cultural, Moll Boscana pinta un cuadro que es el reflejo de una realidad histórica a través de su poesía. En su poema “Los Argonautas” nos habla sobre la emigración y sugiere toda una rama de descripciones que resaltan la belleza de nuestra patria. Un poema cargado de mucha nostalgia es embellecido por figuras sensoriales. / De las risueñas playas, donde se oía el coro/ dictado por las Musas a celestiales flautas, / partieron en pesquisa del vellocino de oro/ los celebres guerreros llamados Argonautas./  Las descripciones abundan en este poema, cuando Arístides, intenta describir la muerte de estos emigrantes mediante palabras como “fragmentos”, refiriéndose a la destrucción del barco en que viajaban en busca de un mejor futuro, al enfrentarse a las condiciones del tiempo. / con la nave en fragmentos, y cual sola presea, / que fe prestaba al mundo del triunfo conseguido, / el hada de ojos negros, la funesta Medea./

         La actitud preciosista que caracteriza la poesía modernista puertorriqueña es apreciable en el poema “La muerta”.  Donde en cada verso hace referencia al culto por la belleza marchita vestida de mujer. En su poema “Crepúsculo” se distingue un panorama sensorial. / Un campo de batalla, / que han sembrado de flores/ Los besos de los cascos de metrallas/ Sobre cuerpos amados de escultores./  Habla sobre el cementerio, lugar donde familias van en busca de consuelo por haber perdido a un familiar. / Yergue un herido/ Su busto de Narciso derribado/ Y, con gesto soberbio de vencido, / Examina la herida de constado./ Luego va recreando la historia de cómo fue que murió y el por qué de la llegada de esa persona al cementerio a llevar flores.  


         Quizás los poemas de Arístides Moll Boscana no reflejan en su totalidad las características de la poesía modernista puertorriqueña, pero, sus poemas son reflejos de la belleza melancólica de nuestra historia. Cada palabra va cargada de historia, reflejando un dominio de vocabulario refinado, reafirmando un afán por expresar cosas que son consideradas negativas, pero forman parte de nuestra formación como pueblo, como cultura.  

Comentarios