New York - volver a ti siempre me hace feliz

¡Hola! Estoy muy feliz aunque siento que una parte de mi murió. Me explico; Ir a New York era uno de los tantos lugares con los que soñaba visitar desde que era niña. En el 2013 se me dio la oportunidad de ir por primera vez y fue todo un espectáculo en mi vida. No podía creer que estaba en la ciudad que nunca duerme, y literalmente era así, ella nunca dormía y nosotros en el tiempo que estuvimos tampoco lo hicimos. 






Este año nuevamente se me dio la oportunidad de regresar y contemplar la magia pero desde otra perspectiva. Visitar a New York con un grupo de estudiantes de Bellas Artes, hambrientos y sedientos por aprender, fue toda una experiencia... MÁGICA. Estuvimos cinco días, con un itinerario bien cargado. Todo lo que realizamos giraba hacía el aprendizaje, el crecimiento personal, profesional de cada uno de los que allí estuvimos. Como saben, y si aún no se enteran, juego a ser maestra de teatro en un colegio privado de Puerto Rico. Junto a mis compañeras de Bellas Artes (música, baile, tecnología) y mi compañero de vida/de trabajo (maestro de inglés) decidimos integrar las bellas artes y contactar universidades prestigiosas en NYC para que orientaran a nuestros estudiantes talentosos, sobre las diferentes alternativas de estudios que pueden recibir si deciden dedicar sus vidas al mundo del espectáculo. Así que nuestra primera parada al llegar fue en Juilliard University, donde no pudimos tirar fotos pues no esta permitido, pero aprendimos mucho. También visitamos Manhattan School of Music y aquí sí pudimos tirar muchas fotos e incluso nos permitieron estar en un ensayo de Concierto de Opera. Fue una experiencia única tanto para los estudiantes como para nosotros los maestros. Como ir tan lejos es muy divertido, decidimos asistir a dos musicales (Aladin y Matilda), recorrer las calles de Broadway mientras aprendíamos la historia de sus teatros, realizamos un performance en Central Park, grabamos para hacer un documental de las bellas artes en nuestro colegio y arriesgamos nuestras vidas en dos ocasiones en el Subway (fue muy divertido coger el tren, nunca lo había hecho y confieso que moría de nervios pues andaba con menores y no quería que ocurriera nada malo estando con ellos).


                                      De izquierda a derecha; maestra de teatro, baile, música y tecnología

                                                                Ensayo para Concierto de Opera - Manhattan School of Music

Nos divertimos mucho patinando sobre hielo. Sí, nunca había patinado sobre hielo real... New York, siempre será un lugar para mí que me invita a soñar, y por más que desee que no sea de esta forma, una parte de mi muere porque se queda allí. Cada día en New York, es magia, es vivir, es saber que aunque hagas lo mismo todo será distinto. 

   Mi eterno compañero de vida (Profesor de inglés)

   Tocando nieve por primera vez

                                                                    Somos nómadas de la vida

Broadway




  Amo ver los taxis amarillos

Mis estudiantes grabando una entrevista para el documental. 
Soy una maestra orgullosa. Estas chicas tienen mucho talento.

En esta ocasión no visite los mismos lugares que en el 2013, pues el objetivo del viaje era dirigido hacia la educación en Bellas Artes para nuestros estudiantes. Aún quedan muchos lugares por visitar, y es una perfecta excusa para regresar pronto.

                                                                                                  Estación del tren

¡Esperame siempre New York!



Fotos por: Nómada en mi país 2016
Por favor no utilice ni copie las fotos sin previa autorización por la autora de este blog

Comentarios