St. Thomas



Lista para comenzar el día

Llego nuestra primera parada. Tenía mucha ilusión de ver las entradas al puerto de cada islita a la que visitaríamos. Como era de esperarse, estuve despierta desde las 4:00 am, esperando el amanecer y la entrada triunfar. Como primeriza, se me escapo el detalle que todas las noches dejarían sobre la habitación un folleto con información valida sobre la isla a visitar. Así que luego de estar desde temprano dormida, decidí cerrar los ojos un rato más y ¿qué creen? no pude ver el amanecer y mucho menos la llegada a la isla de St. Thomas. 


Llegado el momento de bajarnos, decidimos no comprar un tour y aventurarnos a conocer las calles de St. Thomas por nuestra cuenta. Para ser la primera vez que visitábamos la pequeña isla, creo que lo hicimos muy bien. No era muy distinto a como lo imaginaba. El sol pegaba fuerte y ya se estaba sintiendo las ganas de almorzar. Regresamos al barco a eso de las 3:15 p.m. Debo decir que la vista desde nuestro balcón era hermosa. Pero más hermosa era la vista desde la azotea del barco.









Fotos por: Nómada en mi país 2016
Por favor no copie ni utilice sin previa autorización

Comentarios